Última actualización 20 de Septiembre de 2017
English

ALISADORES CAPILARES A BASE DE FORMOL

Ante las numerosas consultas recibidas y la difusión de información por los medios masivos respecto de los tratamientos de alisado capilar a base de formol les enviamos los consejos emitidos por la ANMAT respecto de estos productos y del empleo de formol en cosmética.
 

Cuidado con los productos utilizados como alisadores de cabello


ANMAT aconseja a los usuarios de productos alisadores de cabello poner especial atención al momento de adquirirlos o de hacérselos aplicar en peluquerí­as.

Esta advertencia reside en el hecho de que se están vendiendo ví­a Internet y están siendo aplicados en algunos salones de belleza, productos no registrados ante la ANMAT formulados en base a formol, que pueden resultar perjudiciales para la salud, provocando presentación de cuadros alérgicos, irritación ocular, enrojecimiento, lagrimeo y dermatitis.

Los alisadores capilares convencionales se formulan en base a sales del Ácido tioglicólico.

¿Cómo diferenciar el producto convencional del formulado en base a formol?

Si bien los formulados en base al ácido tioglicólico tienen un olor particular, los preparados en base a formol poseen un olor más fuerte y penetrante que resulta picante e irritante. También es diferente la técnica de aplicación de uno y otro tipo de producto. Los convencionales después de un tiempo de exposición, necesitan ser neutralizados con un agente utilizado para tal fin, paso que exige enjuague posterior.

La técnica de empleo de los productos en base a formol, se caracteriza por la aplicación del preparado sobre el cabello mecha por mecha, acompañada por el simultáneo alisado del cabello con cepillo, bajo exposición a calor, sin necesidad de posterior neutralización ni enjuague.

Resulta indispensable que los consumidores sepan que existe normativa nacional que regula todo lo relativo a la inscripción de productos cosméticos ante la ANMAT. (Resolución 155/98 y las Disposiciones reglamentarias 1107/9, 1108/99, 1109/99, 1110/99 y 1112/99).

Especí­ficamente, la Disposición 1112/99 de ANMAT incluye los listados que enumeran las sustancias de uso prohibido, de uso con concentración limitada, los filtros solares de uso permitido, los conservadores y los colorantes permitidos para ser utilizados en productos cosméticos. En el listado de conservantes para uso cosmético figura el formol con una concentración permitida de hasta 0.1% para su empleo en productos para la higiene oral y al 0.2% en otros productos.

En el listado de sustancias de uso con concentración limitada figura el formol con una concentración no mayor a 5 % como endurecedor de uñas.

Entonces, el empleo del formol aceptado por la ANMAT es solo como conservador y como endurecedor de uñas a las concentraciones antes mencionadas y bajo todos los recaudos legales que surgen de la Normativa vigente para la autorización de productos de uso Cosmético.

Por lo cual cualquier otro uso propuesto para esta sustancia y los productos que pudieran derivarse de esa nueva acción, en este caso el alisamiento del cabello, no están autorizados por esta Administración como así­ tampoco los importadores, comercializadores, fabricantes o estilistas que lo aplican.

En conclusión, es necesario señalar una vez más a los consumidores, que verifiquen la procedencia de los productos que adquieren o se hacen aplicar en peluquerí­as, dudando cuando aquellos parecen haber sido fraccionados por no encontrarse en sus envases originales, debidamente rotulados, absteniéndose de su uso, hasta haber consultado a la ANMAT para verificar si los mismos se hallan debidamente aprobados para el uso propuesto bajo las condiciones establecidas.


Consultas: responde@anmat.gov.ar

Asociación Argentina de Químicos Cosméticos // Thames 265 (C1414DCE) // Buenos Aires // Argentina // Tel/Fax: 54 11 4855 3650 - 54 11 4856 7315